Visitando el origen de tu Lotus o Catherman, ¿realmente necesario?

Home / Sin categoría / Visitando el origen de tu Lotus o Catherman, ¿realmente necesario?

Viajar para importar

Has revisado las ofertas, comparado precios y características por fin has conseguido decidirte por un modelo y estás deseando verlo y hacerte con él cuanto antes, lo cual tiene sus propias complicaciones asociadas. En el pasado, si querías importar tu coche tenías que ir al país de origen a ver el automóvil y hacer la revisión. En la actualidad, es posible evitar ese paso. Descubre cómo aquí.

En este artículo intentaré daros algunos consejos basados en mi propia experiencia.

Cuando yo compré mi Lotus, tuve que hacer dos viajes: uno para comprobar que el coche se ajustaba al anuncio y proceder a comprarlo, y otro para traerlo. Aunque resulte contraintutivo este doble viaje tenía su razón de ser, que no soy tan aficionado a los aeropuertos: las compañías españolas no aseguran coches extranjeros y las inglesas no aseguran conductores españoles. Eso complicaba un poco mi viaje.

Por eso barajé varias opciones:

  1. Descarté la posibilidad de bajarlo en trailer porque no quería esperar a probar mi nueva adquisición, e intentar arreglar el seguro se volvió en mi contra debido al poco tiempo del que disponía.  Tras una larga búsqueda en internet encontré una compañía que opera a nivel internacional para conductores y vehículos de cualquier país de la UE, pero sus servicios eran ofertados a razón de 250 euros diaros, lo cual me hizo descartarlo rápidamente.
  2. Pregunté también al vendedor a ver si podría mantener el seguro un par de días para cubrirme el viaje, pero su aseguradora no estaba muy por la labor cuando le consultó.

En fin, que al final tuve que hacer la gestión en dos viajes, pero por fin pude atravesar la frontera con mi precioso juguete nuevo.

Para cuando hagáis la compra, os recomiendo que tengáis en cuenta:

  • Método de pago: Mucho cuidado con las transferencias bancarias, que entre la comisión de transferencia que se lleva el banco   y el cambio de moneda, hay un porcentaje a tener en cuenta que se pierde. Como ejemplo, una transferencia de £8.202 (unos 10.000€) probablemente te suponga 10.300-10.400€ de adeudo en cuenta. Hay empresas de transferencia on-line como transferwise que reducen considerablemente ese siniestro aumento, pero la verdad es que no tengo experiencia con ellos. Por suerte en Reino Unido se estila mucho el pago con tarjeta, así que es probable que puedas hacer el pago en el momento.
  • Cambio de propietario: Una vez hayas realizado la compra, tanto el vendedor como tu tendréis que rellenar ciertas secciones del V5. En concreto tendréis que rellenar (según las instrucciones de la DVLA) las secciones 6 y 10 con los nuevos datos de propietario, y firmar la sección 8. Una vez firmado el nuevo propietario (es decir, tu) tendrá que quedarse con las dos hojas del documento V5, que será la documentación del vehículo que te pedirán en hacienda, en la DGT o al pasar la ITV. Este proceso tan simple es la alternativa inglesa al paso por gestoría/tráfico/hacienda, y te hace directamente propietario oficial una vez el vendedor comunique a la DVLA la venta.
  • Baja en UK: Este punto es interesante, puesto que al causar baja el propietario puede solicitar un reembolso de la parte proporcional del pago del tax disc, que se hace por adelantado. Esto te interesa para usarlo al negociar el precio.
  • Papeles que tenemos que llevarnos con el coche:
    • Documentación V5 completa (las dos hojas)
    • Si el vendedor es particular (private seller), contrato de compra-venta firmado, en inglés y en español, que puede haber sido redactado por vosotros siempre que contenga los datos del antiguo y el nuevo dueño, el VIN del coche, la fecha y vuestra firma. Lo necesitaremos para pagar en Hacienda el impuesto de transmisiones.
    • Si la compra se hace a través de un mediador (trade seller), necesitaremos la factura de la compra.

Con suerte teniendo en cuenta todo esto no tendréis problema con la transacción, y podréis importar el coche para disfrutarlo bajo el sol de la piel de toro.

¿El proceso te parece demasiado complicado?

No te preocupes. Estamos contigo.

Ninguna otra marca tiene un historial tan completo para importar tu coche deportivo de pura sangre. Lotus es fuerte pero ligero y simplemente increíble de conducir. Nosotros lo ponemos al alcance de tus manos, sin que tengas que preocuparte por nada. Nos ocuparemos de todos los trámites hasta que llegue a tu garaje. Descubre aquí cómo funciona. 

Porque la mejor forma de entender un Lotus, es conducirlo. ¿A qué esperas para poder disfrutarlo?.  Contáctanos ahora mismo o introduce tus datos y nosotros te llamamos.

Captcha: Eres humano? Demuéstralo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *